Saltar al contenido
Deseguridad.me

Rejas de seguridad

Las rejas de seguridad son estructuras formadas con varilla y barrotes, entrelazados entre sí, son fabricadas con materiales sólidos de acero.  Es un elemento de seguridad que brinda protección, aislamiento y ornamentación a nuestros hogares, siendo difícil de vulnerar. Tiene la finalidad de evitar el ingreso o la salida de personas no autorizadas o ajenas a nuestro hogar.

En las viviendas, sirven como un mecanismo de seguridad adicional, pueden ser instaladas en las ventanas como en la puerta. Permite destacar variados diseños gracias a que el hierro es sometido al maravilloso trabajo de herrería para su transformación. Generalmente son pintadas en tonos negro, gris o blanco, aunque el acabado dependerá de la calidad de la pintura.

 

rejillas de seguridad

 

Características.

Algunos modelos tienen las características de presentar puntas filosas en los extremos superiores, con lo que potenciales intrusos pueden herirse. El hierro aporta mayor resistencia y tiene una gran gama de diseños para seleccionar el que más te guste. Teniendo en cuenta que no es un accesorio decorativo con fines estético, es un sistema de seguridad para el hogar.

Se adaptan a diversos espacios y debido al forjado permite alcanzar diversas formas con una sencilla instalación. Con estilos clásicos hasta estilos modernos, sin limitación en su diseño, logrando la seguridad que queremos. Mostrando el lado más seguro de cualquier propiedad, ante cualquier intruso.

¿En qué hogares deben instalarse?

Aunque se emplean para proteger  inmuebles secundarios como un almacén o una oficina, también la podemos utilizar para los siguientes hogares:

  • Viviendas unifamiliares, donde la seguridad de los niños es fundamental.
  • Viviendas dúplex.
  • Los áticos con accesos que no son controlados por el dueño.
  • Casa localizada fuera de los centros urbanos y con áreas de jardines cercanos.

¿Qué ventajas brindan a nuestro hogar?

Una de las ventajas esenciales es que brindan la sensación inmediata de protección intima de la familia. Refleja de manera disuasoria lo que quieres imponer exteriormente en cuanto a seguridad, evitando los intentos de robos. Existen modelos estéticos y funcionales que demuestran la línea física de defensa para nuestros hogares.

Rejas en entorno domésticos.

Hay que verificar los puntos de acceso a la vivienda,  pueden ser ventanas, puertas o algún espacio donde quepa una persona. El nivel inferior y superior de la vivienda debe ser reforzado y protegido por medio de este elemento de seguridad. Son un componente de seguridad, que evita robos o inclusiones de desconocidos. También protegen a los niños de caídas al vacío o simplemente que salgan  a la calle y se pierdan.

Rejas en espacios comerciales.

Los comercios tienen puertas de fácil acceso para los clientes, generalmente de cristal para que   puedan observar hacia su interior. Por lo tanto necesitan de elementos de seguridad mayores que los usados en los hogares para su protección. Los cual son más grande y requieren de mayor inversión y de materiales firmes y rígidos para su fabricación.

¿Qué tipo de rejas de seguridad podemos encontrar?

Existen muchas que se pueden adoptar a nuestras necesidades, las cuales mencionamos a continuación:

Fijas.

Es el estilo más convencional y  usado al momento de querer protegernos. Son fabricadas en hierro galvanizado o forjados. Son ideales en regiones que necesitan mayor protección, pueden ser instaladas mediantes labores constructivas o atornilladas. Por lo cual se encuentra el aumento la efectividad de protección que se busca.

Removibles.

Se pueden montar y desmontar con mayor facilidad, en esas áreas de mucho tráfico interno de nuestro hogar. Pueden ser fabricadas con tubos de acero de alta resistencia, que se adaptan  a las dimensiones de cualquier espacio.

Bandit.

En las más utilizadas para proteger las ventanas de los sótanos y son fabricadas en aluminio. También son utilizadas para proteger ventanas deslizantes, instalándose de forma horizontal o vertical.

Rejillas.

Son decorativas, con el típico diseño de diamante, su uso está limitado para la seguridad de los negocios, comercios u oficinas.

Extensibles.

Son fabricadas en hierro galvanizado y lacado a fuego, es un modelo de seguridad que tiene la capacidad de plegarse. Son muy cómodas de manejar y se abren en forma de tijera por la unión entre sus  piezas.

Abatibles.

Están fabricadas con elementos de hierro fundido y cubiertas con una capa de pintura al horno. Es un modelo que brinda una apariencia de rigidez y pueden ser instaladas en la misma línea. Se instalan sobre bisagras con tornillos de seguridad, lo que  permite abrirlas y cerrarlas a gusto de cada quien.

Sin ornamentos para un estilo contemporáneo.

Son fabricadas con varillas macizas con grosores variados, con elementos ornamentales de hierro latón. Puede ser instalado en la parte frontal de la pared o  en el marco interno de la venta o puerta. No contiene ornamentos, representando de esta manera es estilo clásico contemporáneo.

 

Con láminas de hierro.

Son fabricadas con láminas de hierro o acero pulido combinadas entre sí para brindar la mejor protección. Resaltando su estética por el reflejo suave de su presencia y la fuerte protección en su apariencia.

Estilo “Bucle”.

En este estilo el hierro se entrelaza entre un barrote y otro, aportando el resguardo necesario de la propiedad. En la parte inferior no permite el ingreso de animales domésticos y en la superior ni un brazo de una persona.

Al momento de seleccionar debes de pensar en primer lugar donde va a ser instalada y las necesidades propias del inmueble. De esta forma podrás decidir por el modelo que más convenga a tus prioridades. Si puedes invertir un poco más de dinero, puedes optar por los modelos personalizados, con esto proteger a tu familia.

 

Rejas de seguridad

 

¿Qué mantenimiento deben tener?

Por excelencia el hierro es un material muy duradero, empleado en la fabricación de un gran número de elementos de seguridad. El mantenimiento de las rejas de hierro es fácil de realizar, por medio del uso de agua y jabón. Retirando de esta manera el exceso total del polvo que pueda contener.

Si se observa que la pintura empieza a presentar síntomas de degastes, debemos removerla totalmente. Luego pintamos completamente la superficie con el tono deseado, dando mejor  apariencia y protección al hierro.

Relacionados:

Válvula de seguridad
Casco de seguridad
Alarmas de seguridad
Cinturón de seguridad
Gafas de seguridad
Cerraduras de seguridad